Usuarios en línea

Tenemos 7 invitados conectado(s)



Imprimir

Parte de la estrategia del Satán es hacernos sentir como si hubiésemos fracasado. Él minimiza nuestra percepción de los milagros que ocurren en nuestra vida. Él nos hace estar confundidos y dudosos respecto a cuánto recibimos de todo nuestro trabajo; subestima a nuestros maestros. Recibimos muchísimo. Derrota a la voz de la duda en tu cabeza y vence al Satán. Es una batalla constante, pero podemos salir victoriosos.

 
Banner
Banner