Usuarios en línea

Tenemos 10 invitados conectado(s)



Imprimir

Tan pronto como hagamos un compromiso de cambiar, nuestro ego nos desafiará. Pero detrás del desafío se encuentra la bendición que hemos estado pidiendo. Si evadimos el desafío, nos perdemos el regalo que está del otro lado.
¿Qué regalo estás pidiendo?.

 
Banner
Banner