Usuarios en línea

Tenemos 8 invitados conectado(s)



Imprimir

Nos inclinamos por darle más importancia al caos que a las bendiciones. Pensamos en lo que no tenemos, no en lo que sí tenemos. O en quien no nos ama, no en quien sí. O en el que está peleando con nosotros, no en el que nos cuida la espalda.
Hoy, date cuenta de lo que tienes.

 
Banner
Banner