Usuarios en línea

Tenemos 6 invitados conectado(s)



Maestra y mamá Imprimir
Mensajes - Mensajes Familia

Mi mamá me contó que cuando ella era chica mi abuela la cuidaba muchísimo; sí claro, como todas las mamás y que compartían un montón de cosas: desayunaban, armaban las camas, hacían las compras, lavaban los platos y la ropa, y se ponían lindas para esperar al abuelo cuando regresaba del trabajo.
Pero lo que más le gustaba a ella eran las caricias y los consejos que su mamá le daba, consejos que hicieron que mi madre sea la mejor del mundo.
Ayer le pregunté: ¿Por qué ahora es distinto, por qué no estamos más tiempo juntas para que me enseñes a vivir?
Mami me miró y su cara se puso triste, me ayudó a vestirme y juntas salimos a la calle, yo para el colegio y ella a su trabajo; al despedirnos me dio un lindo beso y me dijo: “Te quiero, a la noche nos vemos”.
Mientras caminaba pensé que mami tiene que trabajar porque papá busca y busca pero no consigue nada y tenemos que pagar la comida, mis estudios y todo lo demás.
En la puerta del colegio me recibió mi Seño y en ese momento la vi de una manera diferente, me abracé a sus piernas con mucha fuerza porque me había dado cuenta de que ella era la mamá de sus hijos y de todos sus alumnos, comprendí sus retos, sus palabras, sus consejos, entendí que yo iba a ser una buena persona por el ejemplo de mis padres y por las enseñanzas de mi querida maestra.
Sin dejar de abrazarla, levanté la vista hacia sus ojos húmedos y brillantes y con voz llorosa, pero feliz, le dije:
“Si alguna vez me equivoco y en vez de Seño te digo mamá, por favor no te enojes, te quiero tanto, que me puedo equivocar”

Pancho Aquino

 
Banner
Banner