Usuarios en línea

Tenemos 9 invitados conectado(s)



Cuando posponemos el amor para otro día. Imprimir
Reflexiones sobre el amor - Leo Buscaglia

Muchos conciben la idea de mostrar el amor como el libro que pensábamos leer, la llamada telefónica de debíamos hacer, la carta que planeábamos escribir o el correo que pensábamos enviar. Nuestra voluntad es genuina, nuestras intenciones son buenas, pero siempre hay suficientes razones para no cumplirlas. Quizá no es el momento correcto, estamos del mal humos, hay cosas más importantes que hacer, los planetas no se encuentran en la posición adecuada, ¡cualquier excusa es buena! Entonces pasan los días y dejamos pasar las oportunidades y posponemos el tan necesario amor.
Algunas cosas sencillamente no pueden posponerse. Un niño que corre a recibir un abrazo o una exclamación de elogio no puede esperar el momento que nos conviene.
Un amigo que busca un hombro para llorar no puede aguardar el momento oportuno. Un enamorado que necesita seguridad de ninguna manera puede ser pospuesto. El amor es un compromiso que implica estar allí en el momento que nos necesitan. Muchas personas vivieron una vida realmente triste como consecuencia de esperar un momento más conveniente para amar. No hay reparación para esas situaciones en que se necesitaba nuestro amor y nosotros no cumplimos.

*
Aquel que deja pasar la oportunidad para ayudar a otro pierde una de las experiencias mas maravillosas de la vida.
Texto Pali.

 
Banner
Banner