Usuarios en línea

Tenemos 7 invitados conectado(s)



Perseverar. Imprimir
Cuentos - Cuentos Autoayuda

Durante la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill fue invitado para dar una conferencia en la universidad en la que había estudiado.
En la sala se percibía la emoción y la ansiedad por escuchar su discurso.
Churchill subió al atril, sacó una hoja y dijo:
-Nunca, nunca, nunca… te rindas.
Hizo una pausa. Dobló el papel, lo guardó en su bolsillo y se sentó.
El público quedó desconcertado. Los asistentes se miraban entre sí, extrañados.
Unos segundos después, la sala estalló en una ovación.

 
Banner
Banner