Usuarios en línea

Tenemos 8 invitados conectado(s)



Imprimir

Paga cualquier precio.
Cuando decides correr un maratón, no sólo escoges presentarte el día del evento. Escoges un camino que requiere de acondicionamiento constante.
El camino se torna solitario, doloroso y puede dar miedo; pero cuando estás comprometido, pagarás cualquier precio.
Niégate a rendirte el día de hoy. No siempre disfrutarás lo que haces, pero recuerda que es un pago por alcanzar tu meta.

 
Banner
Banner