Usuarios en línea

Tenemos 10 invitados conectado(s)



Imprimir

Dios, sálvame.
“A Dios orando pero con el mazo dando”
Si quieres cambiar tu vida, entonces no puedes sentarte tranquilo y rezar para que “la Luz” se ocupe de ello. Tienes que forzar la mano del destino.
Haz una movida audaz el día de hoy, porque según como tú actúes, la vida responde.

 
Banner
Banner