Usuarios en línea

Tenemos 11 invitados conectado(s)



Milagro de Navidad. Imprimir
Día de ... - Diciembre - Diciembre 25 - Navidad

Poca luz... una mesa casi vacía. Los brazos apoyados en la misma mesa, sosteniendo el mentón, la mirada perdida.
Los pensamientos... los pensamientos vuelan y llegan hasta la imagen de una familia, todos alegres, los niños jugando, papá armando el arbolito y mamá en la cocina.
La cena de Nochebuena tiene que ser la mejor porque vienen los amigos, los hermanos, la familia, todos juntos para recibir la Navidad.
El pensamiento vuela...vuela, avanza.
Los niños crecen y en las fiestas están sus amigos, siguen jugando, papá con el arbolito, ¿y mamá?...Mamá en la cocina.
Y sigue el pensamiento y pasan las Navidades y la mesa se agranda.
Las nuera, los yernos, los nietos y todos juegan, papá armando el arbolito y mamá en la cocina.
Y una Nochebuena no está papá, mamá corre de la cocina al arbolito, todos juegan, se divierten.
Los años pasan y pesan.
Mamá está viejita. En otros lugares los padres arman los arbolitos, los niños juegan, las mamás cocinan y sobre una mesa vacía está una madre esperando ir el ruido de una puerta que se abre, ver a sus hijos entrar, que la besen y la abracen.
No importa la mesa vacía.
Y esa madre espera.
Nochebuena. Navidad.
Entiende que es difícil vivir, que todo es complicado en este mundo moderno.
Pero ella sueña que una vez al año tendrá a sus hijos, a sus nietos, a todos como antes. Sabe que es una fiesta de amor, de Cristo, y llora de emoción pensando en el encuentro.
Y el momento llega...la puerta se abre y toda la familia está allí y la mesa se llena. Y un hijo arma el arbolito, una hija está en la cocina y la abuela juega con los nietos.
Es Nochebuena, es Navidad, muchos corazones alegres, y uno que es muy, muy feliz.
Es el milagro de Cristo, de Navidad.
Es el amor y el ejemplo que les damos a nuestros hijos.
Porque puede llegar el día en que estemos esperando, tal vez solos, ante una mesa vacía... el milagro de Navidad.

Pancho Aquino.

 
Banner
Banner