Usuarios en línea

Tenemos 9 invitados conectado(s)



El afecto y el amor. Imprimir
Reflexiones sobre el amor - Leo Buscaglia

Nuestra sociedad es una de las pocas en las que no se alienta o celebra el contacto físico, ni siquiera dentro de las familias y con los amigos. Dentro de nuestra enorme familia italiana (comenta Leo Buscaglia), era mal visto no abrazarse y besarse.
La ciencia demostró que un simple abrazo es una de las terapias más convenientes y baratas que se encuentran disponibles. Sin embargo, seguimos sin tocarnos. En una investigación que llevé a cabo para mi libro Amar a los demás (comenta Leo Buscaglia) los encuestados debían mencionar tres cualidades que consideraban esenciales para una relación feliz y duradera. Me sorprendió que, para la mayoría de ellos el afecto (tocarse, tomarse de las manos, acariciarse) se encontrara en segundo lugar después de la comunicación como las dos características más importantes. Por otro lado, diferenciaban el sexo del afecto y lo relegaban a la octava posición.
El afecto, no el contacto sexual, es una fuente enorme de bienestar, tanto físico como emocional, y es indispensable en el amor. Es gratis, no necesita de equipo especial y siempre está disponible. Si amamos, debemos hacérselo saber a aquellos que nos interesan. El mejor modo de hacerlo es dirigirnos directamente a ellos y demostrárselo con la máxima frecuencia posible.

*
En el afecto está la diferencia.
Sin la sopa de mamá, Sin la madre Teresa, sin el saludo de nuestro vecino o sin una caricia en el hospital,
viviríamos como animales.
Everett Tetley. 

 
Banner
Banner