Usuarios en línea

Tenemos 18 invitados conectado(s)



Y para mí un cafecito. Imprimir
Cuentos - Cuentos Otros

En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumno y le pregunta: -¿Cuántos riñones tenemos?
-¡Cuatro!, responde el alumno.
-¿Cuatro?, replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.
-Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en la sala, le ordena el profesor a su auxiliar.
-¡Y para mí un cafecito!, replicó el alumno al auxiliar del maestro.
El profesor se enojó y expulsó al alumno de la sala.
El alumno era el humorista Aparício Torelly, conocido como el Barón de Itararé (1895-1971).
Al salir de la sala, todavía el alumno tuvo la audacia de corregir al furioso maestro:
-Usted me preguntó cuántos riñones “tenemos”. “Tenemos” cuatro: dos míos y dos suyos. Porque “tenemos” es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto.

Aplíquese en todos los órdenes de la vida. La vida exige mucho más comprensión que conocimiento. A veces, las personas, por tener un poco más de conocimiento o “creer” que lo tienen, se sienten con derecho de subestimar a los demás.

 
Banner
Banner