Usuarios en línea

Tenemos 9 invitados conectado(s)



El carácter dominante siempre termina destruyendo lo que trata de proteger. Imprimir
Reflexiones sobre el amor - Leo Buscaglia

El control absoluto sobre otro ser humano no es posible ni deseable. Siempre es destructivo. Uno de los grandes mitos sobre el verdadero amor es que las vidas de dos personas se unen para siempre para avanzar por el mismo camino, con los mismos objetivos e intereses, y que cada momento que están separados parece ser una eternidad. Aunque esto fuera posible, me resulta muy aburrido.
Es natural querer compartir todo y sentirnos protegidos y juntos. Pero esto se transforma en un problema cuando necesitamos que sea un acuerdo exclusivo y permanente. Aquellos que concentran todo su amor en una sola persona tienen problemas con su capacidad general de expresar cariño.
Debería ser una tranquilidad, y no una amenaza, saber que aquellos que amamos tienen la capacidad de amar a otras personas y son amados por ellas. Deberíamos estar agradecidos de que tengan otros intereses además de los nuestros, de que sean autosuficientes y seguros de sí mismos.
Somos verdaderamente capaces de amar a muchas personas al mismo tiempo sin debilitar la capacidad de dar. Cuantas más experiencias amorosas tengamos, seremos más capaces de dar en una relación íntima y profunda. Las cualidades del amor no de dañan cuando éste es compartido, por el contrario, se intensifican y mejoran con la experiencia.

*
Permanezcan juntos, pero no demasiado cerca.
Las columnas de un templo están separadas,
y el roble y el ciprés no crecen a la sombra del otro.
Kalhil Gibran.

 
Banner
Banner