Usuarios en línea

Tenemos 8 invitados conectado(s)



Congeniar. Imprimir
Reflexiones sobre el amor - Leo Buscaglia

Si se utiliza demasiado una frase valorada, podría rechazársela fácilmente como una trivialidad gastada. Lo mismo sucede con el sabio consejo que dice: “Trata a los demás como te gustaría que te traten a ti”. Si nos cansáramos de dicho consejo, podríamos sencillamente hablar de consideración, abnegación, empatía o amor. Sea cual fuere el modo en que se exprese la idea, sigue siendo la base de todo comportamiento recíproco positivo. Cuando tratamos a los demás del mismo modo en que nos gustaría que nos trataran, al menos estamos creando un fundamento para poder vivir juntos y en paz. A partir de ese comienzo tan sólido, nos pondremos de acuerdo para cooperar, adaptarnos, conceder y compartir.
Estaremos dispuestos a dejar de lado nuestras necesidades más triviales para lograr un bien superior y a delegar gratificaciones inmediatas para pensar en objetivos a largo plazo.
Nos preguntamos por qué hay tanto desacuerdo, engaño y temor en este mundo, pero no examinamos nuestro propio comportamiento en busca de la respuesta. Si nuestra vida está regida por la pregunta: ¿Qué ventaja tiene para mí?, deberíamos tratar de reemplazarla por otra más esencial: ¿Qué puedo hacer yo por los demás?
Si tenemos presente que cada persona está luchando su propia batalla por el amor y la supervivencia y que merece todo el afecto que le podemos dar, ya estaremos cumpliendo con nuestra parte, por más pequeña que sea, para aliviar uno de los peores problemas del mundo.

*
Dos cosas me llenan de creciente asombro y admiración:
El cielo estrellado sobre mí y la ley moral dentro de mí
Emmanuel Kant.

 
Banner
Banner