Usuarios en línea

Tenemos 13 invitados conectado(s)



Nunca se es demasiado viejo para amar. Imprimir
Reflexiones sobre el amor - Leo Buscaglia

Desde que dejamos de ser adolescentes, nunca es demasiado agradable cumplir años. Quizá nuestras propias actitudes frente a envejecer nos convierten en aprensivos. Creo que no tememos  la vejez o la muerte sino la posibilidad de sentirnos solos y sin afecto. Tememos que llegue el día en que los que amamos dejen de planear junto a nosotros y comiencen a planear para nosotros. La caída del cabello, la piel arrugada y el caminar lento no son las verdaderas razones por las que tememos la vejez. Más precisamente, se trata de la posibilidad de perder el amor.
La vejez no necesita se un almohadón lleno de recuerdos sobre el que descansamos en el ocaso de una vida plena.
Seguiremos siendo personas capaces de ser amadas, con las mismas necesidades de siempre, aunque la coraza exterior demuestre lo contrario. Necesitamos amar y ser amados hasta el día de la muerte.

*
Siempre que podamos admirar y amar seremos jóvenes.
Pablo Casals

 
Banner
Banner