Usuarios en línea

Tenemos 6 invitados conectado(s)



Esas palabras no eran para él. Imprimir
Poemas - Poemas Amor

 

Después de pensarlo toda la noche, decidí pedirle perdón al gato.
Claramente él no tenía la culpa de mi mal humor del día anterior. Pero cuando apareció con esa cara de ¿puedo dormir con vos? que pone cada vez que se acerca a mi cama no pude más que gritarle todo lo que hasta ese momento me tenía dando vueltas en las sábanas.
“¿Te crees que con una cara de bueno me vas a convencer?, ¿Pensás que yo no sufrí todo este tiempo por las cosas que hiciste, las que no hiciste y las que dejaste de hacer? ¿De verdad sos tan superior a mi como para hacerme mierda pronunciando dos o tres palabras? Salí de mi vida, andate. Andate y no vuelvas le grité”.
Salió de la habitación, sabiendo, que esas palabras no eran para él.

 

 
Banner
Banner